“Mathesis universalis” [CAST/ESP]

“Mathesis universalis”/ Ciencia universal/ Teoría holística

LEIBNIZ (1646 – 1716) se avanzó 300 años, preconizando la Ciencia universal (“Mathesis universalis”), así como las “Characteristica universalis” (ver el sub-menú “Teoria del Conocimiento“).  Per ejemplo, la buscada “Unificación de las 4 fuerzas”, o la integración de las confrontadas ramas de la física (Cuántica, Relatividad, EDC, …), sería un caso muy particular de ella.

Pese a introducir el sistema posicional binario (base de la actual informática), los limitadísimos conocimientos sobre la información de aquella época, le imposibilitaron más genialidades.  La “Mathesis universalis” (=Ciencia universal), solo es posible construirla si se basa en sistemas simbólicos de información.  Y empieza por el estudio de la Semiología intrínseca y la Semántica intrínseca que caracteriza a cada Sistema de información. LEIBNIZ hubiera necesitado el conocimiento de estos sistemas de información, que empezó a descubrir la ciencia !200 años después! Son los siguientes.

SUTTON (1877 – 1916) propuso el papel del ADN en la transmisión de las características hereditarias a principios del siglo XX (1902).  Pero la genética perdió medio siglo porqué los genetistas tardaron estos 50 años en aceptar dicha evidencia.  Así, a partir de mediados del siglo XX pasado, la ciencia tuvo que aceptar que los fenómenos de la vida estaban regidos por la información.  Información genética en este caso, codificada directamente en base a un soporte material, las secuencias moleculares del ADN.  La base simbólica de éste lenguaje son los “Codones”, que se agrupan y estructuran para dictar los comportamientos biológicos.  Estos sistemas simbólicos los represento por (+M, +S).

Pero 50 años antes, al acabar el siglo XIX, !hace más de 100 años!, FREUD (1856 – 1939) aportó los sistemas de información simbólicos de la psique, que rigen el prolífico comportamiento humano.  Sin siquiera conocer los genéticos, describió unos sistemas de información más complejos y potentes.  A diferencia del ADN que se ha comentado antes, que es un soporte material, el soporte base de la información psíquica no es directamente material, sino que diferenciadamente, el soporte base son unas señales y símbolos informacionales-virtuales de codificación todavía desconocida.  Indudablemente, estas señales y símbolos circulan por el sistema nervioso, pero éste soporte material no es directo.  Insisto, el soporte directo son señales/ símbolos, lo que añade muy potentes e importantes propiedades (versatilidad, hiper-complejamientos, auto-aplicaciones, transferencias metodológicas, …), no posibles en los sistemas de información soportados directamente en elementos materiales (genética, …).  Esto último es especialmente importante para entender la Información subyacente de la física (el nivel “sub-cuántico” exigido por BELL) que explico más adelante.

El conocimiento humano, una de las facultades específicas más prominentes de la psique, se ha demostrado (1996, C. UDINA “Sistema conceptual*) que se representa y describe perfectamente en base a informaciones elementales, las tríadas cognitivas formadas por dos conceptos relacionados (aRb, donde “a” y “b” Conceptos, y “R” Relación, por ejemplo los Predicados de primer orden), con las que mediante su agrupación y estructuración virtual se forma cualquier conocimiento por complejo y profundo que sea.

 * Podeis consultar la versión original (2008) de la corresponent web en: Català, Castellano/ Español y English.

La informática, unos sistemas de información simbólica en base a señales que circulan por el hardware material (nótese la analogía con la psique), ha revolucionado la civilización, permitiendo unas tecnologías (comunicación, …) y automatismos (la mal llamada “Inteligencia artificial”, …) absolutamente impensables hace poco más de medio siglo.

Es incuestionable que las dinámicas biológicas, psíquicas y cognitivas no pueden explicarse sin algún sistema de información que las rija.  Como una receta de cocina, lo que llamamos “procesos”, en el ámbito de la realidad solo son estados intermedios elementales, que siempre progresan (y/o los describe el hombre) mediante alguna expresión informacional/ virtual.  Recíprocamente, los sistemas de información permiten al hombre automatizar y/o simular cualquier dinámica.  No se es consciente, pues los adultos ya nos hemos acostumbrado a utilizar “Proceso” o “Fenómeno” sin darnos cuenta que son conceptos elaborados (es decir, de base virtual/ informacional), no directamente sensitivos (es decir, de base no directamente real, sino que basados en abstracciones virtuales previas).  Por éste motivo, estos dos conceptos solo los conceptúa el niño a partir de los 4 años, tal como está clínicamente demostrado (IMIPAE, 1986).  Cualquier “Proceso” o “Fenómeno” implica necesariamente información virtual, sea intrínseca-subyacente o descriptiva del hombre.  Insisto, lo único estrictamente real son los estados intermedios (ver “Bases matemáticas…”  pp. 34 a 36).

También a mediados del siglo pasado, 1964, John BELL (1928 – 1990) demostró matemáticamente (desigualdades que resuelven la “Paradoja EPR”) la necesidad de un “nivel sub-cuántico desconocido” para explicar los fenómenos físicos más básicos.  Poco después fue empíricamente confirmado de forma progresiva (por CLAUSER, ASPECT, GISIN, ZEILINGER, …) con los fenómenos del “Entanglement” en los que aparece un intercambio de información que elude las características materiales hasta entonces conocidas (dando paso a la instantaneidad, la deslocalización, …, que se contradicen con las hipótesis de la Relatividad).

En una sorprendente convergencia de fenómenos cuánticos e informáticos, en las Partículas físicas se ha descubierto más recientemente unas capacidades de procesamiento de información excepcionales (superposición y computación cuántica) que se está intentando aplicar.  ¿Tal excepcional capacidad de procesamiento de las partículas físicas existe desde hace 14 000 millones de años sin que hasta la fecha haya servido para algo?  Es incuestionable que tal procesamiento de información ya existía desde su inicio, y solo puede ser justificado por el cálculo de las interacciones con las otras partículas, para cumplir las estrictas leyes intrínsecas de la física.

Así qué, como veremos en Física e Información, los fenómenos físicos también tienen información subyacente y no solo información descriptiva del hombre.  Una información subyacente soportada en sistemas simbólicos, basados necesariamente en señales y símbolos informacionales-virtuales, análogos a los de la computación o la psique.  Estos sistemas simbólicos los represento por (-M, +S).

La ciencia universal no es una superposición de ciencias, ni una pluridisciplinariedad.  Es un nivel superior de ciencia que tiene cómo elementos a todas las ciencias, con una metodología propia aplicable a todas ellas (las ya citadas Semiología y Semántica intrínseca, los procesos de Transferencia de información y de elementos metodológicos, etc., …).

Cómo muestra de la Ciencia universal, mediante los procesos de Transferencia de información y de los Elementos metodológicos entre Sistemas diferentes, fenómenos básicos y reiterados pero todavía ignorados por la ciencia, se puede construir una Teoría holística que aporta además un nexo evolutivo entre los diferentes dominios estudiados por la ciencia:

– de la información subyacente de la física se derivó la información (genética, inmunológica, …) que rige la vida, y de ésta,

– la información psicológica que rige el comportamiento humano (ver “El origen de la vida” en el sub-menú “Vida e Información“).

Tal progresión ha motivado la nueva estructura de ésta Web.

No existen fenómenos aislados/ cerrados, pues unos se derivan de otros mediante transferencias de información subyacente, que es el nexo evolutivo.  Así pues, tampoco las ciencias son aisladas/ cerradas.  La información posibilita su integración en una sola, la Ciencia universal, la “Mathesis universalis” de LEIBNIZ, preconizada más anteriormente por el “Árbol de la sabiduría/ Arbre de la saviesa” de Ramon LLULL (1232–1316).  Menos aún hay ciencias “inventadas” por el hombre (cómo pretendía el “Formalismo matemático”, desmontado por GÖDEL).  Deberíamos ser más humildes, menos antropocéntricos…: nuestras metodologías resultan habitualmente de “reciclajes” de nuestras intuiciones, que se nutren de transferencias de nuestros procesos internos (ver “¿Qué es la inteligencia?“).

Tal cómo en el 2015 se me sugirió una recopilación de los aspectos matemáticos del Sistema conceptual, lo que originó el documento “Bases matemáticas…“, aún no se ha hecho lo mismo con los elementos propios de la “Mathesis universalis”/ Ciencia universal.  Sus conceptos básicos se encuentran repartidos en diversos documentos  (algunos de 1996, enumerados en el sub-menú “Teoría del Conocimiento“, en formato “WordStar”, por lo que todavía no han podido ser migrados a los formatos actuales que permiten pdf’s).  De momento se pueden encontrar elementos de la “Mathesis universalis”/ Ciencia universal en documentos más recientes cómo:

– “El ‘miracle’ d’un nadó molt-prematur de 23 setmanes: ¿matèria o informació?” (“El milagro de un recién nacido muy prematura de 23 semanas: ¿milagro o información?”, 2010, 32 páginas en catalán, traducción al english en revisión).  Un testimonio de una madre ejemplar, máximo exponente del “Instinto maternal”.  Lo que para la medicina es un milagro porqué no lo puede entender, se explica fácilmente desde la perspectiva de los sistemas de información subyacente.  Avanzándose a su futuro descubrimiento empírico, expone la existencia de “Metadatos” en la información genética, una característica que aún desconocen los genetistas.

– “Què és la Conscienciació?” (2007,  76 páginas, en catalán).  En 2005, la revista Science (“Science” 309 (5731) 2005 july “25-125 questions”) planteó “¿Cuales son las bases biológicas de la Consciencia?” cómo uno de los 25 retos más importantes que tiene pendiente de resolver la ciencia.  Si no se conocen las bases, sorprende que se afirme que son “biológicas”.  Por esto no se encuentran, porqué cómo explica el documento, no son biológicas sino que son simbólicas-informacionales.  Pese a escribir al Editor Alan LESHNER (2006, 7 páginas),  no respondió, por lo que está pendiente de traducir al inglés y publicar.  La carta también trataba otras cuestiones que han generado los documentos de la física (en el sub-menú “Física e Información“).  En el documento se tratan aspectos integrados de psicología, matemática, biología, genética, fisiología, psicomotricidad, …, lo que no se había hecho nunca hasta ahoraIntegra los comportamientos “orientales” con las metodologías científicas occidentales.  Se expone el concepto de “AutoAplicación” y su importancia en las ciencias pese a ignorarse todavía.  Se explica también por primera vez porqué el hombre puede hacer matemática, cómo funciona la reflexología podal, el proceso de automomificación de los monjes Tibetanos, etc.  

Por su importancia científica se sugiere la colaboración de quien lo desee para su traducción al inglés (45 000 palabras; contacto: cucobo@gmail.com).

– “La Teoría holística (resumen en castellano)” (2010, 20 páginas)   Se inicia explicando la reiteración de fenómenos naturales de la máxima importancia y de diferentes ámbitos (física, genética, cognición, …) que en todos los casos se representan por la Dualidad algebraica y el Operador “Star” de la Geometría diferencial, lo que sorprendentemente aún ignora la ciencia; és un elemento fundamental de la “Mathesis universalis”.  Resumen del 2010 que está previsto actualizar.

– “Sistemes” (recopilación del 1996 y siguientes, 23 páginas en catalàn).  Lo primero a tener en cuenta al estudiar una ciencia es el tipo al que pertenece según el tipo de sistema subyacente:

– (+M, -S) las ciencias materiales tradicionales no simbólicas (ausencia aparente de información subyacente, cómo la física, química, …);

– (+M, +S) las simbólicas-informacionales (como la genética, el sistema inmunológico, …) pero a soporte material (ADN, proteínas, …)

– (-M, +S) ciencias de sistemas de información que ni siquiera se soportan directamente en materia, como todos los fenómenos comportamentales-psíquicos, el software de la informática, la ignorada información cuántica de la física.

algo tan reiteradamente ignorado cómo básico (pues condiciona la metodología de estudio).  Es lo tratado por éste documento, cómo también otras características comunes a las diversas ciencias, igualmente importantes e ignoradas (Estructuración y Procesos de complejamiento, Semiología intrínseca, …).

– “Dualitat algebraica” (2001, de extractos anteriores, 7 páginas en catalán).  Explicación didáctica de un concepto básico para los diversos tipos de ciencias, y que da paso al Operador “Star”.  Explicado de nuevo en otros documentos cómo “Bases matemáticas…” (p. 34).

– El importante concepto de “AutoAplicación“, igualmente ignorado, se trata en el ya citado “Què és la Conscienciació?” (pp. 38 a 41) y “Bases matemáticas…” (pp. 60 a 63).

– “La Memòria de l’Aigua” (2009, 10 páginas en catalán).  Documento crítico avanzando un “epílogo” para el documento pendiente de la Teoría holística.  Incluye una carta a la revista “Nature” sobre éste tema.  Se comenta más extensamente en “Física e Información“.

– “L’exactitud a les ciències” (2007-02-02, 10 páginas en catalán, más 36 de introducción y diversos Anexos).  Debido al conocimiento de la Transferencia de información entre sistemas diferentes, fenómeno todavía ignorado por la ciencia, deduzco y anticipo la insuficiencia de la secuencialidad del ADN [única perspectiva considerada por los genetistas hasta entonces, que no puede explicar dinámicas de la vida, solo estáticas estructures anatómicas], y que para explicar les dinámicas vitales debe complementarse con una “Relacionabilidad” entre partes no contiguas [tal vez a través del menospreciado “ADN-basura”], todo lo que fue “descubierto” posteriormente por los genetistas llamándolo “geometría”.  Incluye una carta al colectivo “Bourbaki”.

– “El kerigma del pensament. L’estructuració del pensament i del coneixement” (2007, 50 páginas en catalán).  Semántica intrínseca, el nexo de la matemática i la psicología.  AutoAplicaciones.  Dualidad algebraica y Operador “Star”.  Ver el sub-menú “Teoria del Coneixement“.

– “Dogmas y creacionismo en la ciencia: 10 breves reflexiones (sobre mecánica cuántica, relatividad, genética, medicina, psicología, matemática y filosofía)” (2010, 9 páginas).

– “Quina relació te aquesta web amb la teoria general de sistemes de K. L. von BERTALANFFY?”  (2009, 5 páginas en catalán).  Limitaciones de dicha teoría.

Carles UDINA i COBO

Contacte: cucobo@gmail.com

Sub-menú siguiente “Física e Información